Spanish
English
Acceder Registro
Reglas claras sobre la competencia comercial en Paraguay

La primera ley de competencia del Paraguay (Ley 4956/13), promulgada el pasado 21 de junio de 2013  defiende y promueve la libre competencia en los mercados, prohibiendo expresamente los actos contra la libre competencia. Esta ley fue recientemente consolidada y fortalecida, mediante  la promulgación de su reglamentación por de Decreto Presidencia Nº 1490 del 14 de abril de 2014.

Paraguay es el último país de América del Sur en promulgar una norma dirigida a regular la intervención estatal en materia de competencia. Con la promulgación de esta ley Paraguay moderniza su legislación en la materia y se pone en línea con los principales sistemas jurídicos del mundo y los de sus vecinos en la región.

La Ley es aplicable a todos los actos, prácticas o acuerdos llevados a cabo por personas físicas o jurídicas, nacionales o extranjeras, con domicilio legal en el país o en el extranjero, sean de derecho público o privado, o cualesquiera entidades que desarrollen actividades económicas, con o sin fines de lucro, y que produzcan efecto sobre la competencia, en todo o en parte del territorio nacional, excepto las limitaciones establecidas por Ley, debidamente justificadas por razones de interés general, excluyéndose a las entidades del gobierno central y entes descentralizados que ejercen monopolio estatal.

Hasta la fecha de promulgación de esta Ley, a pesar que la libre concurrencia es un principio de rango constitucional en el Paraguay, la competencia se regía por artículos incluídos en diferentes leyes, como la Ley del Comerciante, la Ley de Marcas, el Protocolo del MERCOSUR, el Código Civil, entre otras.

La Ley de Defensa de la Competencia promulgada busca fomentar la mayor competencia y apertura de los mercados para que las empresas puedan producir en forma mas eficiente, con el objetivo de trasladar un beneficio final al consumidor, quien aprovechará dicha competencia a través de la existencia de mas y mejores productos y servicios.

Claro resulta que el objetivo principal de esta ley es el consumidor, quien mediante dichas intervenciones estatales al mercado se beneficia directamente de la competencia. Sin embargo son también las empresas competidoras conocedoras de estas reglas quienes obtendrán igualmente beneficios.

La ley adopta el sistema de prohibición de abuso de posición dominante, así como de todas las prácticas, conductas, individuales o concentradas que tengan por efecto u objeto restringir, limitar, obstaculizar, distorsionar o impedir la competencia actual o futura en el mercado relevante. Incluye un listado, a modo ejemplificativo de conductas prohibidas, que no seran consideradas “per se” ilegales, sino que la autoridad de aplicación deberá determinar en cada caso específico, mediante un análisis de razonabilidad, análogo al tradicionalmente llamado “rule or reason”, si como consecuencia de dicha conducta tiene o no lugar una restricción o limitación de la competencia en el mercado relevante.

Igualmente la ley introduce conceptos respecto a las operaciones de concentraciones económicas, estableciendo los parámetros de evaluación, y decidir la admisión o el rechazo de las mismas. Dispone asimismo el control previo de concentraciones económicas mediante fusiones y adquisiciones de empresas que cuente con cierto poder de mercado, estableciendo las circunstancias que deberán concurrir para ser consideradas tales.

El órgano de aplicación será la Comisión Nacional de Competencia – CONACOM. Funciona como órgano descentralizado y se relaciona con el Poder Ejecutivo por intermedio del Ministerio de Industria y Comercio. Adicionalmente se crea también la Dirección de Investigación como organismo ejecutivo dependiente de la CONACOM.

La ley establece finalmente un procedimiento para la investigación, ya sea presentada por un particular o iniciadas de oficio por la CONACOM, y las sanciones.    

Podría considerarse a la ley de competencia como una herramienta legal a ser utilizada por cualquier agente económico, sea este pequeño o grande; independientemente de su posicionamiento en el mercado. 

Autores
Encuéntranos
Oficinas: Edificio Jacaranda 4to. Piso Benjamín Constant 835 Código Postal: 835 l Asunción - Paraguay

Numero de Telefono: (+595 21) 446 706.
Fax: (+595 21) 497 085.
E-mail: law@berke.com.py