Spanish
English
Acceder Registro
Consolidación del crecimiento económico Paraguayo a través de las APP

Paraguay se encuentra atravesando un formidable proceso de transición rumbo al desarrollo. A nuestros ojos, resulta atractivo examinar un país que ha experimentado un crecimiento durante el 2013 de alrededor del 14%; que proyecta crecer a tasas del 4 o 5% anual de aquí al 2018; y que por otra parte exhibe un gap de infraestructura que lo ubica entre uno de los países con mayor deficiencia del mundo en ese aspecto. 

El incremento sostenido de la actividad productiva e industrial, motorizado principalmente por el sector agropecuario y las industrias maquiladoras, ha encontrado un déficit de infraestructura que representa un cuello de botella que debe resolverse en forma urgente e impostergable. Por lo tanto, en lo que respecta al Sector de Infraestructura, la Ley de promoción de la inversión en infraestructura pública sancionada en octubre de 2013 y reglamentada en abril de 2014, también conocida como Ley de Participación Público Privada o de APPs, ha sido presentada como la columna vertebral para el futuro crecimiento. Esta Ley configuró, sin dudas, una de las más emblemáticas victorias políticas de la actual administración.

La regulación de APPs constituye una de las piezas legislativas más completas y modernas de nuestro continente. Paraguay ha sabido capturar las lecciones aprendidas de otros países, quizá, desde nuestro punto de vista, con un excesivo celo en la regulación de los detalles que en marcos inmaduros resulta un desafío aún mayor. Sin embargo, Paraguay ha enviado a través de la Ley y de su profuso Decreto Reglamentario, un mensaje que sin dudas satisface los requerimientos de los inversores world class y del sistema financiero: transparencia, competencia, certidumbre jurídica y sustentabilidad medioambiental, sumados a un firme compromiso y garantías del sector público junto a una muy razonable propuesta de distribución de riesgos.

Las estimaciones oficiales auguran cuadruplicar el volumen de la inversión en infraestructura en los próximos años. Para el período 2015-2018 planean una inversión -exclusivamente en este sector- de USD 1000 millones por año, circunstancia inédita en el Paraguay.

¿Cómo creemos que piensa hacerlo?

  • Fundado en las ventajas estructurales del Paraguay; entre ellas, su acceso estratégico al Mercosur, los bajos costos de mano de obra, una población mayoritariamente joven, abundante energía eléctrica a los costos más bajos de la Región, híper abundancia de agua, y ausencia de desastres naturales, conflictos étnicos, bélicos o guerrillas.
  • Consolidando el posicionamiento de Paraguay como productor de alimentos para el mundo.
  • Afianzando un atractivo entorno de negocios; con total apertura a la libre inversión privada sin discriminación, con libertad de importación, exportación y cambio de divisas, sin restricciones a la repatriación de capitales, con una muy baja presión tributaria.
  • Con una visión de largo plazo que invoca, en las palabras del Presidente, la aspiración de un país abierto y conectado al mundo, con elevados índices de desarrollo, ambientalmente sostenible, garante de la seguridad ciudadana y de la propiedad privada, con fuerte protagonismo de la mujer, con jóvenes emprendedores y entrenados para liderar el país; y con un estado solidario, equitativo, transparente y sin tolerancia hacia la corrupción.
Autores
Co-autores